martes, junio 02, 2009

Estallido

Cuando el pecho está a punto de estallar
sólo cabe esperar que el dolor no sea eterno,
ahora que se consume la última vela
sólo cabe esperar que la oscuridad no me ciegue
en este mismo instante en que me derrito de pena
sólo cabe esperar que a la vuelta estará tu sonrisa

sólo cabe esperar que me recogerá tu mano del suelo
cabe esperar que me acariciarás la nuca y me susurrarás...

porque si no cabe esperar nada
entonces que se consuma la vela que me ciegue la oscuridad que mi cuerpo se derrita,

que se escabulla por la alcantarilla

que tu recuerdo se olvide del mío

que esta noche desaparezca para siempre

que tus besos desaparezcan de mis poemas...