miércoles, octubre 29, 2008

Retratos presentes

En estos tiempos oscuros en los que se hace difícil vislumbrar la salida
inciertos pensamientos surcan las ideas, se tambalean los cimientos
se improvisan andamios enclenques e inseguros en los tejados
hasta que un golpe de lluvia se lleva por delante la seguridad y la inseguridad
y como una nueva planta arraiga un fuerte sentimiento de esperanza.

Un sombrío y desconsolado amanecer deja lugar a una cálida noche
en brazos de los abrazos, de las miradas y los susurros
un paseo por las nubes a caballo de mis sueños
una visita prolongada a las puertas de la felicidad
jadeos apagados y silenciosos en la oscuridad furtiva
se mezclan con deseos inconfesables, con secretos olvidados,
un sensible mordisco en el vientre despierta tu pecho
mientras mis labios se encienden con tu lengua
que juega a ser seda por mi espalda
cuando de repente la piel de gallina y una sonrisa de placer en los ojos
dan a entender que es el momento de empezar a sentir
la verdad no se esconde en el rostro que se hace transparente
y deja ver la realidad en su esencia más pura
al cabo de un espasmo se relajan los músculos
y un abrazo hace el resto hasta el amanecer.

viernes, octubre 17, 2008

Después del frío

La noche es fría y pasajera, no dura eternamente,
a veces se torna cálida y acojedora y deja de ser enemiga
es entonces cuando me desnudo a tu lado y te puedo besar
sin el miedo que me produce la oscuridad imperturbable
acojo con gratitud tus halagos, tus incesantes ànimos
y me sueño en otro mundo más aogedor, menos tenebroso
aparto sin miramientos las dudas, los incordios, los retrasos
los empujones y las miradas vacías, dejando sitio para ti,
a mi lado siempre hay sitio para ti, aunque a veces
las malas lenguas se instalan entre los dos
se acomoda una distancia invisible que nos impide tocarnos
se aloja en la pensión del miedo un triste caminar
una incertidumbre que descubre las flaquezas
aunque siempre hay un mañana, a veces no parece amanecer
dejando de lado los supiros de placer, acogiendo malestar
me inclino ante el poder de las miradas y me dejo llevar a la tuya
sin maldad, sin celos ni mentira, mirada sincera que me ama
eso es lo que busco cuando te veo, es lo que necesito cuando te vas.
Unos malos insultos no cambian mi presente y no desmontan este andamio
sólo ralentizan el camino y crean lastre, pero pronto se desvanecen
se desaparecen y volvemos a estar tu y yo, como siempre quisimos estar
al pie del camino, buscando la forma de ser felices.

lunes, octubre 13, 2008

Es un dolor inexistente que te arrebata la alegría
es un llanto incontrolado que te deja sediento
es una imparable batalla interna que hiere profundo
es un incesante martilleo en el pecho que te hunde
es un escozor que te deja llagado y sangrando
un maldito terror, un miedo a ser, miedo al miedo,
es las ganas de morir sin querer dejar de vivir
es llegar de noche y no saber si es de día
es no querer saber que vendrá después
es una falta de ganas, un exceso de desidia
es más miedo y miedo y miedo, es mucho miedo
es quedarse paralizado en un túnel oscuro
esperando a ser arrollado por un tren sin frenos
es un imprevisto golpe en el estomago que te deja sin aire
un incómodo pasear por los más bajo del subsuelo
un descenso a un infierno inexistente
una maldición sin piedad
es una vida que se marchita en una esquina,
y así dejo pasar el tiempo,...