sábado, mayo 17, 2008

Antes de dormir

Poema póstumo de un día que acaba
Como otra noche cualquiera
Enciendo el último cigarro
Y me acuesto con esta soledad compartida,
Escucho sonidos de libertad
Y me duermo con el humo de tu presencia
Me incorporo y en tu ausencia
Tolero esta melancolía que me abraza
Se agarra a mí en un paseo por las nubes.

Entre los caminos escondo el miedo
Entretenido con este dulce caminar
Incordio al futuro y me levanto seguro
La cabeza erguida, y bien alta
Llevo sin temor este invierno merecido.

Me duermo, que ya es hora de dejar los lamentos,
Y guardo este dulce recuerdo de tus besos
Hasta que, por fin, mañana te bese otra vez.