lunes, enero 21, 2008

Sonrisas

Los quilómetros separan los cuerpos
pero la mente queda libre para soñar
a expensas de los imbéciles robo sonrisas
entre la locura y la soledad me escabullo
dejo los ojos abiertos cuando debo cerrarlos
y a veces me llevo algún que otro susto.

Ella me inspira un camino llano
pero se me antoja más complicado
las montañas encierran muchos secretos
los besos acaudalan caricias
las caricias ahorran dolor
entre el invierno i el verano queda la primavera
en abril dejaré que entres definitivamente.
Soledades

La palabra caída despedaza el habla, el aire,
el miedo derrite los huesos, los exprime,
cuando el alma rota se desvanece en un suspiro
y pasos encadenados tropiezan con el destino,
se pierde la sonrisa y se cargan los lagrimales,
se advierten los ojos borrosos de un crepúsculo aterrador
incapacitados los besos se enfrían hasta morir,
vacío el verso, se cuela la esperanza por las alcantarillas,
hundidas las manos en un charco de barro,
el cielo inacabado se pierde en el horizonte
quebrado por un sol de mentira que juega a ser Dios,
atardecer en brazos de la locura, llorar de las heridas.

La caricia borrada, permanece latente la soledad,
y el silencio escarmentado es silenciado por los gritos,
lentamente amanece una mañana cansada
no hubo amor y con las alas mojadas no hay vuelo
la lengua clavada al suelo, la mirada avergonzada
rota el alma, caída la palabra.

jueves, enero 17, 2008

Ella

Un oasi de calma en el frenesí del meu cap

un imprevist petó en un dia gris...

el mugró d'una sindria, la pell de gallina

el somni d'una calurosa nit d'estiu bosnia

una mirada sensible rere una tímida máscara

el celobert d'aquest sostre meu

esquena de les meves caricies

crosa per caigudes indiscriminades

un peu que dóna peu a un caminar

el començament de la fi de la tristessa

immersió en el pou de la felicitat

el final del començament de l'espera

el llençol de sobre pel fred de l'habitació

un abraçada a temps, un despertar content

la descoberta.

jueves, enero 10, 2008

Comiats

Dos mans que es busquen avancen el que ha de passar,
les mans es troben i una mirada busca l'altre,
el ulls es troben sense llágrimes però s'hi intueixen,
el caminar lent, somriures nerviosos, esquivar gent amb maletes,
el camí arriba a la seva fi, el caminar es fa més lent i les mans s'agafen més fort.

Arriba el moment de dir adéu i no hi ha forces per marxar,
una abraçada que porta a un petó, que porta a una abraçada
que es fa més estreta, una abraçada que no voldria acabar,
peró acaba, un petó als llavis, estrényer la mà...

adéu...

encara un cop l'abraçada que seguia latent, un últim petó,
ara sí, fins aviat, t'estimo...

domingo, enero 06, 2008

Ella es ese sueño tantas veces soñado
ella me da la calma que me permite soñar...

jueves, enero 03, 2008

En la noche entre ayer y hoy (Anoche)

Camuflados en un paisaje inquieto
caricias contra el tiempo que se acababa
nos besamos anoche despacio
sin prisas y sin temor al caer de los segundos.

Ahora que ya te marchaste me siento solo
pero una sonrisa cubre mi rostro al recordar el tuyo
me acerco a tu recuerdo y me abrazo a tu cuello
te susurro mis pensamientos y me declaro vencido
tus ojos son mi debilidad, tus manos mi cuna
me dejo llevar por este rumor de aguas tranquilas.

No abriré los ojos hasta que el sol se ponga de nuevo
y silenciosa aparezcas en mi sueño,
entonces palparemos el futuro.

para riamA

martes, enero 01, 2008

Sueños

Ella inspiró el amanecer de aquél primer día del año.
Él se vistió despacio, tranquilo salió del cuarto y la buscó.
Se había escondido bien. Pero no le importaba jugar.
Buscó entre sus suspiros, recuerdos y besos,
entre los restos de mil naufragios y a través del espejo.
No la encontraba. Aun le quedaba paciencia.
Se subió al tejado y allí estaba. Sentada y mirando al infinito.
La ciudad no era una bella vista pero era hermosa.
Ella le preguntó algo a lo que no supo que responder,
la abrazó y le besó el cuello.
Los rayos de sol se entrelazaron a sus pies
dieron mil y un pasos por toda la ciudad
se enamoraron mil y una vez más
se enfadaron con el destino y se quejaron de mil y una cosas
rieron de los tontos que se dejan los sueños en la almohada
escaparon de mil enjambres de tediosa palabrería.

Estaban enamorados.