sábado, junio 09, 2007

Dulce sueño

A medida que me acerco a casa me duele el alma
sólo lejos de donde nací me invade la calma

dejo los pasos en manos del destino, el futuro premia,
esparzo los retazos del pasado para aliviar la astenia

dejando el dolor en un viejo cuenco combato el olvido
el idilio primaveral las malas yerbas ha vencido

ya no escasea la fuerza y las flaquezas se debilitan
en medio de este desierto los ojos ya no se irritan

se acabó derramar lágrimas por los tejados
ahora y siempre cálidos refugios soleados

las oscuras mentiras dejan al descubierto
la mala fe de aquel pecho (sin corazón) abierto

tardía entrega de un paquete de sinceros sentimientos
abordaje de un cuerpo fantasma repleto de escarmientos

las miradas que ya no miran
los engranajes que ya no giran

versos tristes al comienzo de un feliz y eterno viaje
cambiar de dirección sin hacer temblar el andamiaje

y entonces despertar en medio de una incómoda desorientación,
acabar las últimas páginas del libro y quedar solo en mi habitación.

No hay comentarios: