sábado, junio 30, 2007

UNA BUFANDA

Porque todos tenemos frío algún día
porque en algún momento de nuestra corta historia
hemos vagado desorientados por el calendario
y nos ha parecido que el invierno iba a ser eterno.

Porque todos los que hemos pasado frío
y hemos aprendido a soportarlo y superarlo
hubiéramos querido tener un bufanda
y el cuello cubierto por su suave tejido.

Porque el frío pasa aunque no lo parezca
porque hay que saber arrimarse al buen fuego
y no es bueno caminar sin rumbo, solos
en medio de las tormentas.

Porque a veces hay que saber escuchar
y la noche lleva muchas voces
a veces son los gritos y no los arrullos
a los que hay que prestar atención.

Por eso es mejor tener una bufanda
que hielo en los bolsillos
por eso es mejor estar abrigados
y no dejar el destino a la intemperie.

para quien un día necesitó una bufanda
Capvespre

L'ombra de la tarda
va deixar entreveure foscors d'altres temps
en aquella hora misteriosa de llums a mitges
les penombres creixien,
les pors començaren a obrir-se camí pel nostre cervell,
en aquella hora màgica tot era misteriós,
feia por pensar en la foscor que s’estenia.
Ens venien al cap històries de morts i de fantasmes,
d’esperits que busquen ànimes per torturar.
Poc a poc vam deixar volar la nostra imaginació
ens vam abraçar,
vam deixar que el suau sentiment de por ens envaís.
I somiarem durant tota la nit.

domingo, junio 24, 2007

Dulce sueño (II)

Una cálida realidad se acerca a gran velocidad
un aroma del sur me transporta lejos de esta ciudad

el camino se despeja, las rocas desaparecen,
las nubes cambian de rumbo, las lluvias perecen.

El precio de la libertad es poco comparado al del amor
con un futuro por delante no hay lugar para el rencor

una música lejana que susurra el suave traqueteo de un tren
me lanzo en picado corriendo a paso lento desde el andén

con el consuelo de que pronto despertaré de verdad
en medio de una mañana llena de buena voluntad

acariciando el cuerpo desnudo de la noche anterior
sin miedo a mi reflejo en el espejo diciéndome “ya eres mayor”

despertando, mañana tras mañana, más fuerte
me dejaré engatusar por mi buena suerte

entonces sin nada que lamentar
sin temor a un nuevo despertar

dejaré sonriente que mis pasos se posen a un lado
para aliviar mis pies, el camino hasta aquí fue cansado.

sábado, junio 09, 2007

Dulce sueño

A medida que me acerco a casa me duele el alma
sólo lejos de donde nací me invade la calma

dejo los pasos en manos del destino, el futuro premia,
esparzo los retazos del pasado para aliviar la astenia

dejando el dolor en un viejo cuenco combato el olvido
el idilio primaveral las malas yerbas ha vencido

ya no escasea la fuerza y las flaquezas se debilitan
en medio de este desierto los ojos ya no se irritan

se acabó derramar lágrimas por los tejados
ahora y siempre cálidos refugios soleados

las oscuras mentiras dejan al descubierto
la mala fe de aquel pecho (sin corazón) abierto

tardía entrega de un paquete de sinceros sentimientos
abordaje de un cuerpo fantasma repleto de escarmientos

las miradas que ya no miran
los engranajes que ya no giran

versos tristes al comienzo de un feliz y eterno viaje
cambiar de dirección sin hacer temblar el andamiaje

y entonces despertar en medio de una incómoda desorientación,
acabar las últimas páginas del libro y quedar solo en mi habitación.